Inicio / La Women’s Human Rights Campaign busca amplificar las voces de atletas perjudicadas por la decisión del Comité Olímpico Internacional que permite a hombres competir en las categorías de mujer

La Women’s Human Rights Campaign busca amplificar las voces de atletas perjudicadas por la decisión del Comité Olímpico Internacional que permite a hombres competir en las categorías de mujer

Contacto: Jo Brew, Coordinadora, Women’s Human Rights Campaign

e-mail: info@womensdeclaration.com

Crece la indignación por la participación de hombres en las categorías olímpicas femeninas en base a la llamada “identidad de género”, y la Women’s Human Rights Campaign (WHRC) ha consultado diferentes opciones legales para hacer frente a esta normativa discriminatoria, acientífica e injusta adoptada por el Comité Olímpico Internacional (COI) y que ha dado lugar a esta suplantación.

Una decisión “de común acuerdo” adoptada por el Comité Olímpico permite a los hombres, desde 2015, participar en pruebas femeninas bajo requisitos extremadamente acientíficos, y tiene como resultado una insultante política discriminatoria contra mujeres y niñas.

La política del COI permite que cualquier persona que se declare mujer por su identidad de género pueda participar en deportes femeninos, es decir, pruebas que son específicas para este sexo, bajo ciertas premisas. Esta política impulsada por el COI perpetúa una situación enormemente injusta con las mujeres y las niñas permitiendo que cualquier varón pueda participar en sus categorías simplemente si:

  1. Dicho atleta declara que su “identidad de género” es mujer. Una declaración que no podrá alterarse durante un mínimo de cuatro años.
  2. Dicho atleta demuestre que su nivel total de testosterona en sangre es inferior a 10 nmol/L al menos durante los 12 meses anteriores a su primera competición.

Esto supone un auténtico golpe a toda la literatura científica existente que prueba de manera concluyente que en rango de testosterona en mujeres está en el rango 0,12 – 1,79 nmol/l, mientras que en hombres se encuentra en 7,7 – 29,4 nmol/l. En una renuncia absoluta a los derechos básicos de las mujeres y las niñas, la normativa del COI permite a individuos con niveles de testosterona dentro de los parámetros masculinos (siendo 10 nmol el menor en la escala para varones) competir como mujeres, mientras las atletas tienen cerca de diez veces menos esos niveles. La normativa del COI entra también en total contradicción con las políticas adoptadas por la World Athletics (anteriormente conocida como IAAF), que al menos, aunque de manera insuficiente, reconocía la ventaja extrema que confiere la testosterona.

«La problemática que rodea el límite de testosterona, completamente acientífico, es solo una de las muchas que engloba esta absurda normativa», comenta Jo Brew, coordinadora en la WHRC. «Existe una sólida evidencia científica de que las ventajas físicas de los varones sobre las mujeres no se deben solamente a los noveles de testosterona. Y algo mucho más flagrante, es que toda la evidencia científica que el Comité aseguró haber revisado antes de adoptar esta peligrosa medida, no demuestra que permitir que hombres con una escasa reducción del nivel de testosterona no dinamitaría la competición en categorías femeninas. El COI ha tomado una decisión a costa de las mujeres y niñas involucradas en el deporte, tratándolas como un daño colateral completamente insignificante».

«Desde WHRC denunciamos desde la más absoluta perplejidad e indignación el absoluto menosprecio por los derechos humanos básicos de mujeres y niñas reflejado en la decisión adoptada por el COI», señala Linda Louis [KD1], una de las portavoces de WHRC. «La WHRC ha determinado que la normativa misógina del COI, esgrimida desde el abuso y el menosprecio más despectivos hacia el juego limpio para mujeres y niñas, podría ser elevada al Tribunal de Arbitraje Deportivo». Desde WHRC hacemos un llamamiento a las mujeres que se han visto directamente damnificadas, para que se pongan en contacto con la organización si están interesadas en emprender acciones legales ante estas políticas inadmisibles.

Ayúdanos a defender los derechos de las mujeres basados en el sexo:

Firma la Declaración
Etiquetas: